lunes, 4 de marzo de 2013

CONSEJOS PARA EVITAR EL DOLOR DE OIDOS EN EL AVIÓN

El dolor de oídos suele aparecer en ocasiones cuando viajamos en avión. Esta molestia puede ir acompañada de una pérdida temporal de audición.

Los problemas durante el vuelo se producen en el oído medio que es muy vulnerable a los cambios de presión que se producen en los aviones. Si el odio medio (en concreto la trompa de Eustaquio) no logra equilibrar los cambio de presión, se produce un vacío provocando dolor o malestar.

Actualmente las cabinas de vuelo se encuentran presurizadas para evitar estos cambios de presión. Es más habitual este problema en los aviones más antiguos ya que pueden existir minúsculas fisuras o grietas que hacen que la cabina no presurice correctamente.

A continuación describo una serie de consejos para desbloquear los oídos o para evitarlos.

· Es importante evitar el hecho de volar si estamos resfriados. La explicación es que la mucosidad alojada en la garganta y oídos impide realizar de manera adecuada el cambio de presión en la fase de descenso.

· Se recomienda llevar un chicle o caramelo en la boca, sobre todo en las fases de ascenso y descenso, que es cuando se producen los cambios de presión. Y de este modo se activan los músculos encargados de la apertura de la trompa de Eustaquio, encargada de equilibrar las presiones en el oído.

· Otro truco es bostezar, ya que como en el caso anterior nos permite abrir la válvula del oído. El objetivo es que para que el oído no moleste o pite es igualar la presión que hay en el exterior del oído con la que hay en el interior.

· Evitar dormir en el descenso, porque durante el sueño la deglución es menos frecuente.

· Si a pesar de los consejos anteriores los oídos se bloquean, la opción que recomienda Aviación Cívil es la“maniobra de Valsava”, consistente en taponer la nariz y a continuación tomar una bocanada de aire y tratar de expulsar el aire manteniendo la nariz y la boca tapadas. Cuando oigamos un click en los oídos nos indicara que la maniobra ha sido efectiva.

· La “maniobra de Valsava” no se recomienda en niños pequeños y para evitar estos problemas de oídos en los más peques se recomienda darles algo de comer durante el descenso y evitar que duerman.

En caso de que persistan las molestias tras el vuelo, se recomienda continuar con las maniobras anteriores y en caso de persistir los problemas, acudir a un otorrinolaringólogo.

Es importante destacar que las bajas presiones en el oído medio pueden producir la acumulación de líquido en el oído medio y causar una inflamación del oído también conocida como otitis.